Bicheando
Menu principal

10 trucos para combatir el calor en Almería

10 trucos para combatir el calor en Almería
Sugerencias
15/07/2016

Quizás podamos discrepar en muchas cosas, pero cuando llega el verano, hay algo que nos une a todos en contra de una única causa común: el calor. Este año, aunque los meteorólogos dicen que no sufriremos tantas olas de calor como el pasado año, ya hemos sufrido días de temperaturas muy altas que nos roban hasta las ganas de salir a la calle.
Por ello, para que no te quite las fuerzas y pasar un verano más fresquito, hemos recopilado algunos trucos y consejos a tener en cuenta para evitar pasarlo mal o incluso llevarte algún susto: recuerda que las personas mayores y los niños son más vulnerables a las altas temperaturas y tendrás que prestarles especial atención.

Bebe agua
Te lo han repetido mil veces y ahí va otra vez: en verano, debes beber entre 2 y 3 litros de agua al día. Hay muchos trucos para acordarte, por ejemplo, rellena cada mañana dos botellas de litro y medio que, cuando acabe el día deberás haber vaciado. Si eres más olvidadiz@, existen un montón de APPs específicas para recordarte de forma muy simpática cada cierto tiempo que debes beber.

agua

El agua, mejor “del tiempo” que congelada
Cuando tomamos o nos duchamos con agua demasiado fría, nuestro cuerpo sufre un choque de temperaturas más fuerte y aunque al principio la sensación de frescor es más grande, al intentar recuperarse, volvemos a sentir el mismo calor de antes. Por eso, te aconsejamos que bebas agua fresca, pero no congelada y te duches con agua tibia, de esta forma te mantendrás fresc@ durante más tiempo.

Fruta, vegetales y hortalizas, tus aliados
Al ser alimentos ricos en agua, resultan muy hidratantes y, si los tomamos fresquitos, además disfrutaremos de platos y sabores deliciosos. Trata de comer ensaladas, macedonias o incluso sustituir un helado por una pieza de fruta o un refresco por un zumo o batido casero, ¡aprovecha para probar recetas nuevas y deliciosas y sorprender a todos con una bebida diferente!

frutas y verduras

Menos es más
Y cuando nos referimos a ropa, queremos decir que menos ropa puede suponer más calor. Al incidir el sol directamente sobre nuestra piel, la sensación térmica es mucho mayor, así que te aconsejamos usar prendas que cubran, de tela fresquita y que transpire, como el lino. Es por esto que los habitantes del desierto van siempre tan cubiertos.

Los habitantes del desierto conocen como nadie el calor y sol extremos y, por ello, al igual que hacemos con el frío, "aislan" su cuerpo cubriéndose con muchas prendas.

desierto

Persianas abajo, persianas arriba
Mantén tu casa de lo más fresquita y ahorra en aire acondicionado con este truco: baja las persianas cuando empiece a apretar el calor y mantenlas así hasta que baje el sol. Cuando empiece a hacer fresquito en la calle, súbelas. Si tienes varias, abre ventanas y puertas para crear una corriente de brisa. Al no dejar que el sol caliente directamente tu casa, notarás una gran diferencia de temperatura.

¡Algo fresquito!
Cuando cae el sol, comienza a refrescar, aprovecha entonces para salir a pasear y tomarte algo fresquito en cualquier terraza: unas cervezas, helados, batidos… Ten en cuenta que la cerveza o el tinto de verano apetecen muchísimo, en especial cuando aprieta el calor, pero abusar de ellos podría tener el efecto contrario, ya que el alcohol causa cierta deshidratación. Bebe siempre con moderación y, si además quieres hacerlo al mejor precio, pásate por Emociom.com y bichea todos los planes que tiene para ti.

bebidas

Cambia tus horarios
Si sales a practicar deporte, ten en cuenta que hay horas en las que deberías evitar someterte a la actividad física intensa, ya que son en las que el calor y el sol son más intensos. Así que, entre las 12:00 y las 17:00 aprovecha para realizar otras actividades y cambia tus horarios para hacerlo coincidir con las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde. Piensa que hablamos de hacer deporte porque, además de la temperatura, sometes tu cuerpo a un gran esfuerzo, pero este consejo es aplicable a cualquier actividad: intenta evitar salir de casa a esas horas, en especial para ir a la playa, pues corres alto riesgo de insolación.

deporte

¿Playa o Montaña? ¡Ambas nos valen!
Cada una tiene sus cosas positivas, por un lado, la playa tiene el mar y quizás no haya nada más placentero que entrar en el agua fresquita cuando estamos acalorados, por otra parte la sierra y los pueblos de interior suelen ser muy fresquitos, sobre todo a la caída del sol, momento en el que suele hacer incluso frío. Elige tu destino con ayuda de nuestras guías de playas y pueblos y aprovecha para conocer el turismo interior que ofrece Almería visitando la bellísima Comarca de Los Vélez o la Alpujarra almeriense, donde, además del aire fresco de la sierra, encontrarás pueblos cargados de historia, como Laujar de Andarax o Beires. O si eres más de playa, visita lugares de ensueño en la costa de Almería, desde las animadas y turísticas playas del poniente almeriense, como las de Roquetas y Aguaduce, hasta los paraisos naturales del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, donde podrás perderte en tranquilas calas y playas alejadas de la ciudad como La Playa de los Muertos, Cala Rajá o la Cala de los Cocedores, ya casi abandonando la provincia.

playa montana

Una solución divertida
Hay formas originales y divertidas de luchar contra el sofocante calor: hazte con unas de esas pequeñas pistolas de agua de bazar, llénalas de agua y ponlas en la nevera. Es una forma ideal de que los niños pasen un rato en grande y también para los adultos más valientes que quieran unirse a la batalla contra el calor.
Otro truco divertido y que resulta de lo más agradable cuando más pica el calor es el siguiente: hazte con un bote de spray difusor, llénalo de agua y mételo en la nevera. Cuando tengas calor, simplemente ajústalo en el modo que más esparza el agua en el aire y ¡rocíate con él! Muy recomendable acompañarlo con un ventilador o un abanico, ¡te sentirás como en el Polo! Recuerda no abusar del agua muy fría o podrías conseguir el efecto contrario.

fun

¿Guantes para el calor?
Sí, no estamos locos: otro truco genial contra el calor, esta vez hecho con un guante de látex. Coge tu guante y llénalo de agua y anúdalo con cuidado de que no se salga ni se pueda escapar el líquido. Mételo en la nevera hasta que tenga una temperatura que te agrade y luego úsalo para colocártelo en zonas clave: las manos, la frente, la nuca… Incluso puedes usarlo para articulaciones inflamadas.

¡Más trucos locos!
Hay mucha gente que tiene sus propios trucos, un poco más extraños, para amainar los sofocantes efectos del calor. Hay quien cuelga trapos húmedos frente a los ventiladores para que el aire, al atravesarlos, se refresque. Incluso algunas personas meten ropa, sábanas y almohadas en la nevera o el congelador antes de usarlos y así disfrutar del fresquito, aunque sólo sea por unos instantes.

¿Tú también tienes algún truco, tradicional u original, para combatir el calor? ¡Cuéntanoslo!

Planes relacionados
Comenta y comparte




Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar


Ir Arriba