Bicheando
Menu principal

Ya es Navidad en Almería

Ya es Navidad en Almería
Tendencias

Y la ciudad está decorada para la ocasión

22/12/2017

El 1 de diciembre se encendió el alumbrado navideño en Almería. ¡Al fin! Nos alegramos porque con el alumbrado se inaugura la temporada de los villancicos, los turrones y los mantecados. Oficialmente. ¡Y eso nos encanta! Vale, ya sabemos que la Navidad implica cosas no muy apetecibles como las cutre-cestas que dan en el trabajo (¿alguna vez te han regalado una que mereciera la pena? Si contestas que sí, cuidado, puede que tengas que declararla a Hacienda…), las cenas de empresa y demás compromisos que no nos apetecen nada, pero de los que es difícil escaquearse. A pesar de todo esto, si hacemos balance, hay muchas más cosas que molan de la Navidad. Y de eso vamos a ocuparnos hoy, porque nos encanta la Navidad en Almería.

Si no vives en otro planeta (atención, decimos OTRO PLANETA, porque puede que seas un almeriense por el mundo y que aún no hayas vuelto a casa por Navidad, pero, aun así, seguro que sabes de qué estamos hablando) ya habrás visto alguna foto, o incluso te habrás hecho una, de la bola de Navidad gigante que hay en la Plaza de la Catedral. 12 metros de bombillas y una cola interminable para hacerse la ya mítica foto dentro (ojo, previo pago) la han convertido en el principal atractivo de la decoración navideña almeriense. No en vano es la mayor novedad de este año. Ésa y que han abierto la pista de patinaje sobre hielo más tarde que nunca. Mientras esperas tu turno para patinar, puedes subirte en el trenecito que recorre el centro y que hará las delicias de los menores de la casa. No esperes velocidad y adrenalina, es para niños.

La iluminación se encendió este año, por primera vez, en tres tandas paulatinas. La primera fue a las 18:30, en Puerta Purchena, con el árbol de Navidad de luces azules y el ya famoso espectáculo de luces, música y fuegos artificiales. El segundo paso de la iluminación, a las 19:15, fue en la Plaza de la Catedral, con la enorme bola dorada y roja de la que ya hemos hablado. Y el tercero, a las 20:00, fue el árbol de colores de la Plaza de las Velas, al final de la Rambla. Posiblemente el punto que más expectación suscita cada año sobre cómo será y el más fotografiado. Aunque este año vaya a ocupar un segundo puesto en cuanto a fotogenia. Completan la iluminación navideña almeriense 25 calles iluminadas con arcos de luces y motivos en las farolas. También algunas palmeras se han engalanado con leds. En total, unos 60.000 vatios de luz y potencia, según nuestras fuentes. Casi nada.

hk
ml

Ah, no podíamos terminar sin mencionar el verdadero motivo de la Navidad. ¿Hincharte a dulces y a anís mientras discutes con tu cuñado sobre Cataluña? No. ¿Darle a la zambomba entonando villancicos después de haberse pasado ligeramente con el cava? Tampoco. La Navidad nació (valga la redundancia) para celebrar un nacimiento. Y si no eres como nosotros, que tenemos espíritu navideño sólo porque buscamos una excusa para festejar y tener días libres, si realmente crees en la Navidad, tienes que pasarte por el portal de Belén con figuras a tamaño real que han montado en el jardín del Museo de Arte Doña Pakyta. Merece la pena ir a verlo después del paseo por los puestecillos de la Rambla y el gofre de rigor. Y una última recomendación: no te pases con los mantecados, que la cuesta de enero hay que subirla, no bajarla rodando.

Planes relacionados
Comenta y comparte




Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar


Ir Arriba