Bicheando
Menu principal

Almería: Tierra de castillos, khaleesis y dragones

Almería: Tierra de castillos, khaleesis y dragones
Rincones
06/07/2016

Almería ha sido siempre de cine: desde los años dorados del Western en los que era un espejo del oeste americano, pasando por la recreación de la capital de los faraones y las pirámides en Lawrence de Arabia y los paisajes salvajes de las aventuras de Indiana Jones. Aquella época pareció ir convirtiéndose en un simple recuerdo, hasta que aquel verano de 2013 nos anunciaban un nuevo gran rodaje: Éxodus, Dioses y Reyes. Los castings y la visita de grandes estrellas como Chistian Bale o Aaron Paul, parecieron devolver a Almería su brillo a ojos de la gran máquina del cine y, desde entonces, muchas grandes producciones nos han visitado: Risen (Resucitado), Assassin's Creed, Penny Dreadful o, como hemos vivido muy recientemente en la propia capital, Mar de Plástico. La serie de la HBO, Juego de Tronos, ha sido una de las visitas más emocionantes de estos últimos años. Basada en las novelas de G.R.R. Martin, se ha convertido en el fenómeno televisivo de la época. Hemos podido ver en la 6ª temporada cómo Almería se convertía en los páramos desérticos de la gran ciudad de los dothraki, Vaes Dothrak, la Alcazaba en los bellos palacios del cálido sur de los Siete Reinos y Carboneras en los paisajes de Mereen. Durante unos días, la provincia volvió a la época de grandes señores, princesas, caballeros y, en este caso, khaleesis y dragones.

Los Martell en la Alcazaba Los Martell en la Alcazaba

Pero, ¿por qué dejarlo ahí? Si bien es cierto que muy probablemente no encontremos dragones en nuestros cielos, sí que puedes sentirte como un jugador del Juego de Tronos reviviendo tú mism@ la época de los grandes castillos y palacios de Almería visitando algunos de los más emblemáticos situados a lo largo de toda la provincia. Así que, ¡ensilla tu caballo y cíñete la espada porque nos vamos!

Alcazaba y Murallas del Cerro de San Cristóbal

Evidentemente, la primera en la lista es nuestra mayor joya cultural. Fue comenzada a construir en el año 955 por Abderramán III y finalizada por Hayrán, rey taifa de Almería, en el siglo XI y, tras la conquista cristiana, es reformada por los Reyes Católicos y Carlos I. Hogar de reyes, aún podemos visitar el palacio de Al-Mutasin, que mantiene todas sus estancias y dejarnos llevar por la magia del lugar, sintiéndonos nosotros también grandes señores y señoras de la época. Así como desde el mar tenemos una vista privilegiada de ella, coronando la ciudad de forma majestuosa, al estar situada en un lugar estratégico por su naturaleza vigía, ofrece unas vistas de la ciudad impresionantes, que la convierten en sí misma, en reina y señora de Almería.

La Alcazaba / Castillo de Vélez-Blanco Arriba, La Alzacaba. Abajo, el Castillo de Vélez-Blanco.

Castillo de Vélez-Blanco

Situado en el pueblo de Vélez Blanco, fue mandado construir sobre las ruinas de una antigua fortaleza árabe por Pedro Fajardo y Chacón tras su nombramiento como Marqués de los Vélez, concedido por los Reyes Católicos. Comenzado con estilo gótico, mientras se construía el estilo renacentista comenzó a tomar valor y su deslumbrante patio se convirtió en una de las obras más significativas en España de esta etapa artística italiana. Su visita nos dejará cierto sabor agridulce, ya que, si bien la estructura es impresionante, toda la magnífica decoración del Patio de Honor se encuentra en el Museo Metropolitano de Nueva York.

curiosidad El patio fue vendido en 1904, piedra a piedra, junto con los frisos decorativos, por Joaquín Álvarez de Toledo a un anticuario francés. Dicen que el precio que pagó por tal tesoro cultural fue de 80.000 pesetas.

Castillo de las Cuevas de Almanzora o del Marqués de los Vélez

Otra obra encargada por el Marqués Pedro Fajardo y Chacón. En el corazón de la Plaza de la Libertad y diseñado con estilo gótico, podemos destacar en su estructura la Torre del Homenaje, la Casa de la Tercia, el Palacio del Marqués y el Patio de Armas. En la actualidad, no encontramos una estructura antigua y hueca, sino que, tras una amplia y laboriosa restauración, alberga el Museo Antonio Manuel Campoy, que contiene una importante colección de pintura y escultura contemporánea; el Museo Arqueológico que rememora con bastante exactitud los primeros escenarios de la vida humana en la provincia; el Archivo Histórico y la Biblioteca Municipal que ocupan una estancia espaciosa y cuenta con un fondo bibliográfico y documental de incuestionable valor.

Castillo de Cuevas de Almanzora, Castillo de Guardias Viejas y otros De derecha a izquierda y de arriba a abajo: Castillo del Marqués de los Vélez, Castillo de Tabernas, "El Pirulico" de Mojácar, Castillo de Guardias Viejas, Castillo de Gérgal, Castillo de San Felipe.

Castillo de Guardias Viejas

Situado en la localidad con el mismo nombre en El Ejido, es de una época un poco más tardía. Comenzó a construirse en 1769 como parte de una serie de edificaciones costeras que pretendían proteger el litoral almeriense de piratas y corsarios. En la actualidad y por la importancia que tuvo durante la Guerra de la Independencia, alberga un museo didáctico con una exposición permanente de ropas y armas de la época napoleónica, así como un ciclo de actuaciones musicales en verano.

Mapa

Y aún encontramos muchísimos más formando parte del patrimonio almeriense, como el Castillo de Tabernas, el de Santa Ana en Roquetas de Mar, el de San Felipe en Los Escullos o el Castillo de Gérgal, actualmente usado como viviendo particular. Así como algunos de los que apenas podemos intuir la grandeza que un día vivieron por algunas ruinas o torres que se mantienen en pie, como el Castillo de Huércal-Overa, el "Pirulico" de Mojácar, los Castillos de Purchena, de Serón o de Cantoria, la Torre de Ballabona, la de Vela Blanca, Torre García o multitud de baluartes costeros del siglo VIII que servían para defender la ciudad de los innumerables asaltos de piratas.

Entre estos baluartes, hoy destaca sin duda el de Mesa Roldan, en Carboneras, que representó un punto clave en la historia Daenerys en esta temporada de Juego de Tronos.

Mesa Roldán en Carboneras

Así que este verano, si aún no conoces todos estos lugares, tienes un nuevo plan en tu provincia. Aprovecha y disfrútalo, reviviendo las historias y aventuras de estos lugares como una indomable khaleesi conquistadora o como un noble caballero en busca de emoción o, si lo prefieres, como un acomodado señor deteniéndote con tranquilidad a disfrutar de la gastronomía más tradicional de estos lugares.

¿A qué esperas para sentir la Almería más épica?

Planes relacionados
Comenta y comparte




Todavía no hay comentarios. Se el primero en comentar


Ir Arriba